jump to navigation

The HCO octubre 8, 2010

Posted by christian saucedo in Other projects.
Tags:
trackback

Es.

Los músicos siempre apuntan que sus composiciones “vienen del corazón ‘… En el caso de la Orquesta de Cámara del Corazón (HCO por sus siglas en inglés), literalmente lo vuelve cierto.

Lo singular de la HCO, compuesta por 12 intérpretes de música clásica, es que a través de sus instrumentos y con el apoyo de tecnología electrónica y digital, pueden generar una partitura musical en tiempo recurriendo a datos generados  opr un ordenador que se encarga de monitorear el pulso de cada uno de los 12 corazones de los músicos. Con ello un software de análisis de los datos crea (en tiempo real), una datos musicales que cambian según el palpitar de los corazones. Estos datos son mostrados sobre una pantalla colocada frente a cada uno de los músicos a través de la cual pueden interactuar para componer la partitura final. A pesar de que los latidos del corazón solo son audibles, la HCO los vuelve visibles utilizando gráficos de luz creados a partir de los datos mencionados con anterioridad. Estas representaciones visuales de los latidos del corazón se proyectan en una pantalla gigante detrás de la orquesta lo cual, según la HCO, permite crear una “experiencia sinestésica para el público que los acompaña”.

En.

Musicians are always saying that their compositions ‘come from the heart’, but in the case of the Heart Chamber Orchestra (HCO), this is literally true.

The orchestra uses the heart beats of its 12 constituent musicians to generate a musical score in real time which they then play.

The HCO comprises of 12 classical musicians and the artist duo Eric Berger and Pure from audiovisual company Terminalbeach.

The orchestra starts out with no musical score. The musicians wear ECG sensors and a computer monitors the state of the 12 hearts in real time. Software analyses the data and generates (in real time) a musical score which changes depending on their heart rates. This musical score is displayed on a screen in front of each of the musicians for them to play.

While the musicians are playing, their heartbeats influence and change the composition and vice versa, creating a virtuous — or should I say “virtuoso” — circle.

The heartbeats are not only audible but also visible through computer graphics generated from the ECG data. The unique animated visual representations of the heartbeats are projected onto a huge screen behind the orchestra. This allows for what the HCO describes as a “synaesthetic experience for the audience”.

Resourcehttp://www.wired.co.uk

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: